Saltar al contenido
Bebés Recién Nacidos

Cómo Eliminar los Mocos en Bebés

Una de las cosas más frecuentes en bebés, son los mocos, aunque no son dañinos, llegan a ser muy molestos, es por eso que en este post te indicaremos todo sobre Mocos en bebés para que aprendas a eliminarlos.

Toma en cuenta que los mocos son un mecanismo de defensa del organismo del bebé ante las infecciones, esto ocurre cuando un virus entra en las vías respiratorias y las irrita. La respuesta del organismo es generar esta sustancia gelatinosa formada en las mucosas, para atrapar a los agentes irritantes y que estos sean expulsados al exterior.

Formas para eliminar los mocos en bebés recién nacidos

Mocos en bebés Aprende a eliminarlos

Hidratación

Es una forma casi obvia y sencilla, pero suele ser olvidada por muchos padres, mantener al bebé hidratado es indispensable para que el moco tenga una consistencia más líquida, sea menos espeso y así se pueda eliminar mucho más fácil a través de la tos.

Ambiente o entorno

Un entorno seco o cálido puede llegar a irritar las vías respiratorias del bebé produciendo de forma reactiva los mocos, por lo que es recomendable el uso de un humidificador, o en su defecto se puede colocar un vaso con agua cerca de una fuente de calor de la habitación, a medida que se vaya evaporando de forma natural en el ambiente, el bebé mejorará.

Esta última alternativa es la más recomendada, ya que los humidificadores en algunos casos pueden llegar a crear esporas las cuales son muy perjudiciales para los bebés.

Lavado nasal

Esta es la forma más efectiva de eliminar los mocos, la posición en que se debe colocar el bebé para realizar el lavado es boca arriba, con la cabeza hacia un lado. Con una jeringa o spray se le aplica el suero en cada fosa nasal, las diferentes sustancias con las que se puede realizar el lavado nasal para eliminar los mocos son las siguientes:

  • Suero hipertónico: Es un suero con gran cantidad de sal a diferencia del suero fisiológico, este puede conseguirse en las farmacias y ser usado para niños de cualquier edad, lo que incluye a los recién nacidos.
  • Suero fisiológico: Es el de uso más tradicional, son ampollas de suero y se encuentran tanto en farmacias como en supermercados.
  • Agua de mar: Es similar al suero hipertónico y por su gran contenido de sal, puede llegar a disolver de forma eficaz y rápida el moco.

Aspirado nasal

Es una de las alternativas para eliminar los mocos en bebés disponibles en el mercado, de cánula, eléctricos y con pera ergonómica, sin embargo, muchos especialistas no recomiendan su uso porque causan el efecto contrario, irritan aún más la mucosa respiratoria y crean un círculo vicioso de moco. Bajo ningún concepto utilices bastoncillos para eliminar los mocos de la nariz del bebé, estos pueden maltratar la mucosa al impactar con cuerpos extraños.

Por eso, para evitar mocos en bebés, lo mejor es cuidarlo de personas o entornos con virus de gripe, lava constantemente las manos del bebé y al momento de limpiarle los mocos utiliza un pañuelo de papel que puedas desechar.